Oleoestepa, entidad amparada por la Denominación de Origen Estepa, en conmemoración del 500 aniversario de la gesta del primer paso por el Estrecho de Magallanes, como uno de los hitos trascendentales en la primera vuelta al mundo realizada por Juan Sebastián Elcano, ha lanzado un estuche en el que se muestra un mapa de la época donde se narra esta hazaña.

El estuche conmemorativo incluye tres botellas de aceites de oliva virgen extra en formato 750 ml, con perfiles organolépticos especiales, correspondientes a dos monovarietales (Oleoestepa Hojiblanca y Oleoestepa Arbequina) y un coupage (Oleoestepa Selección). Se trata de aceites de recolección temprana, extracción en frío, alto contenido en vitamina E, certificación de producción sostenible y alta calidad garantizada por la Denominación de Origen Estepa.

Comprar

El lanzamiento de este estuche se enmarca dentro del programa de actividades de muy diversos tipos (académicas, música, teatro y ópera, audiovisuales, museísticas y publicaciones, entre otros) que se desarrollan hasta 2022 con el objeto de conmemorar el V Centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano.

Este estuche es un homenaje de las más de 6.500 familias olivareras que componen Oleoestepa a esta gesta histórica,  mostrando además su firme compromiso cooperativo con la excelencia.

La gesta del paso de Magallanes

El 21 de octubre de 1520, el cronista de la Flota de las Molucas, Antonio Pigafetta, apuntó en su diario de a bordo “después de fijar el rumbo en el grado cincuenta y dos hacia el dicho Polo Antártico en la fiesta que la Iglesia consagra a las Once Mil Vírgenes, encontramos por milagro un estrecho al que bautizamos con ese nombre”. Después de todos los sufrimientos que había padecido la expedición, el descubrimiento del estrecho cumplía todos los requisitos para ser considerado un milagro.

Le aguardaban quinientos kilómetros de pesadilla náutica. Superarlo supondría para Magallanes ser el pionero de una nueva ruta hacia las Indias, de una nueva comprensión de los continentes y hasta del globo entero.

En 1527, seis años después del final de la expedición, el canal ya se había ganado el nombre por el que hoy se le conoce, el estrecho de Magallanes. La habilidad de Magallanes para recorrer toda la longitud del estrecho se reconoce como la mayor hazaña de la historia de la exploración marítima.