4.4
(7)

5 beneficios del aceite de oliva virgen extra para tu piel

Nuestro organismo necesita de una buena alimentación para estar en plena forma. Nuestra piel también lo necesita, y llevar hábitos de vida saludable no solo se ve reflejado en nuestro cuerpo sino también en nuestra piel.

Llevar una dieta equilibrada, como la dieta mediterránea, se ve reflejado en nuestra salud y bienestar. Si nos centramos en una de las grandes estrellas de la dieta mediterránea, el aceite de oliva virgen extra, sinónimo de excelencia y beneficios saludables, podemos decir que además de ser un gran alimento, es también un perfecto aliado de la belleza, capaz de combatir los signos del envejecimiento, preservando la juventud y la luminosidad cutánea.

Nuestra piel sufre constantemente los estragos del tiempo, como el frío del invierno secándonos la piel, o el calor en verano y las radiaciones ultravioleta, la contaminación o el estrés.

mujer echándose crema de aove

¿Cómo podemos frenar este deterioro gracias al aceite de oliva virgen extra?

El aceite de oliva es un ingrediente hidratante y regenerador que se ha valorado desde la antigüedad por su alto contenido en grasas saludables, vitaminas y antioxidantes, que combinados de forma correcta y equilibrada en los productos de nuestro cuidado e higiene corporal diarios, ofrecen una acción relajante, suavizante, protectora e hidratante en nuestra piel y cabello.

5 beneficios del aceite de oliva para la piel

  • Su rápida absorción alivia las agresiones causadas por el estrés oxidativo, rayos UV o contaminación dejando un aspecto brillante y sano.
  • El aceite de oliva virgen extra hidrata incluso los tejidos más profundos de la piel, combatiendo el exceso de sequedad y la acumulación de células muertas.
  • Tiene vitamina E, nutriente que previene el envejecimiento celular y la pérdida de elasticidad y firmeza.
  • Favorece la cicatrización de los tejidos y reduce la aparición de manchas y líneas de expresión.
  • Combinado con otros componentes naturales en tratamientos solares, concede a la tez un bronceado sin riesgos, protegiéndola de los rayos UVA y UVB.

Y para que puedas lucir una piel radiante desde este preciso momento te proponemos una sencilla receta para hacer una crema hidratante a base de aceite de oliva virgen extra y cera de abeja.

crema de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer una crema hidratante de aceite de oliva y cera de abejas

Para obtener grandes resultados a la hora de elaborar esta crema es fundamental adquirir ingredientes orgánicos y de primera calidad.

Con esta crema estaremos nutriendo a nuestra piel de una forma saludable y nos ayudará a lucir un mejor aspecto.

La cera de abeja también presenta una infinidad de propiedades. Algunas de ellas son:

  • Es un producto con un alto contenido en enzimas, antioxidantes y minerales.
  • Tiene acción revitalizante sobre la piel seca y opaca.
  • Tiene compuestos antiinflamatorios, antisépticos y cicatrizantes.

Estamos ante dos ingredientes que son una magnífica combinación para mantener nuestra piel hidratada y nutrida.

INGREDIENTES:

  • 20 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 30 gramos de cera de abeja en láminas

UTENSILIOS:

  • Recipiente resistente al calor
  • Cuchara de madera
  • Tarro de cristal con tapa

MODO DE PREPARACIÓN:

  • Coloca la cera de abejas en un recipiente resistente al calor y la calentamos al baño maría hasta derretir
  • Cuando se derrita, agrégale el aceite de oliva y muévelo para que se integre bien
  • Retira el producto del fuego y déjalo reposar unos minutos, antes de que se solidifique puedes añadir la vitamina E (opcional)
  • Finalmente viértelo en el frasco de cristal y almacénala en un lugar fresco y oscuro

MODO DE APLICACIÓN:

  • Toma una pequeña cantidad de crema y aplícala sobre la piel hasta que absorba bien. Úsala a diario.



¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?